Seleccionar página

Uno de los problemas con los que nos encontramos los cerrajeros que las cerraduras no acaban de funcionar bien en puertas descolgadas. Los síntomas más comunes son que la cerradura no cierra bien, hay que forzar un poco la puerta. En otras ocasiones la cerradura se pone “dura” cuando con la puerta abierta funciona bien.

Lo primero a la hora de corregir una puerta descolgada consiste en identificar el problema y el tipo de puerta que falla. No es lo mismo corregir una puerta de madera que una metálica de aluminio.

Puertas descolgadas que rozan

Lo primero que hay que ver en una puerta que se ha descolgado es asegurar que las bisagras funcionan bien. Unas bisagras viejas hacen que parezca que la puerta se ha “torcido”, cuando en realidad la puerta no ha cambiado su forma. En estas ocasiones con un simple cambio de bisagras se soluciona el problema.

Cuando una puerta de madera con el tiempo de descuadra, suele ser por movimientos en la propia madera. Este tipo de puertas tienden a “encoger” en verano con el ambiente seco, y a “dilatarse” en invierno con la humedad. Si las bisagras las tiene bien, la solución pasa por cepillarlas un poco hasta que dejen de rozar.

Las puertas metálicas de aluminio también se descuelgan con el tiempo. Como en el ejemplo anterior, las bisagras suelen ser las causantes del descuadre, y cambiándolas se suele corregir el problema bastante bien. Otras veces el la propia puerta la que se ha deformado.

Para saber si una puerta de aluminio se ha deformado, basta con medir las diagonales. Si una de las medidas diagonales es mas alta que la otra ya sabemos con certeza donde tenemos el problema. Muchas veces para corregir una puerta de este tipo hay que desmontarla completamente y volver a montarla de forma correcta.

Problemas en las cerraduras en puertas descolgadas

Una forma de saber si la puerta de está descolgando pasa por el funcionamiento de la cerradura. Una cerradura que se poner “dura” puede ser indicativo de que algo en la puerta no funciona bien.

La solución rápida en este tipo de casos es mover el anclaje del marco de la puerta. Pero la solución correcta y la que más tiempo dura es la de reparar el descuadre de la puerta.

¡Compártelo en tus Redes!...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someone